NYSC-2

Crónica de Vida: Mi camino en la Ciencia

Por: José Rocha Rocha

Estudiante de Copiapó, Chile

Publicado Diciembre de 2012
DOI: 10.7578/cienciajoven.20126


 

Cuando supe que podría escribir este artículo sentí que era una excelente oportunidad para, en primera instancia, hacer una reflexión sobre el pasado que está cargado de experiencias y emociones, pero también para plasmar cuán diversos y profundos son los caminos a los que la ciencia conduce. Es este, por tanto, un intento de invitar a todo lector relacionado con las ciencias a trabajar y soñar más alto. Mi nombre es José Rocha, tengo 17 años, comenzaré a cursar mi último año de enseñanza media en la Escuela Técnico Profesional, un colegio ubicado en Copiapó, norte de Chile, lugar donde vivo.

 

Creo prudente comenzar diciendo que al observar la gente y el entorno que nos rodea, es coherente señalar que la sociedad actual está inevitable y permanentemente vinculada a la ciencia. Somos científicos innatos, tenemos habilidades para indagar, para recolectar, interpretar y concluir respecto a nuestras especulaciones que encuentran albergue en la realidad. Aunque esto es hecho inconscientemente, al añadirse la voluntad se forma un científico y es precisamente esa voluntad la que marcó mi niñez: una profunda curiosidad por el medio ambiente, por la naturaleza del cuerpo humano y la necesidad de desarmar juguetes y disfrutar de sus circuitos, engranajes y motores. Debo agradecer a mi familia por fomentar tales actitudes.

Al entrar a la educación básica no puedo recordar la existencia de una voluntad consciente por ser un científico. Sin embargo, al llegar a quinto básico me fue posible ser parte del club de ciencias de la escuela. Recuerdo aquellas tardes en las que recolectábamos el papel utilizado en el colegio y en los alrededores; también el regar las dos docenas de cactáceas que cultivamos en el jardín como proyecto de ciencia. Comenzó a forjarse mi consciencia respecto al medio ambiente en las múltiples salidas a terreno conseguidas mediante instituciones siempre dispuestas a fomentar la formación científica.

La breve historia se encuentra, actualmente, en la educación media. Mi primer año fue interesante, tenía nuevas asignaturas, la ciencia se hacía más accesible. A finales de ese año, fui seleccionado para las Olimpiadas de Matemáticas que se realizaron en Santiago. Generalmente, cuando se asiste a este tipo de eventos, el nerviosismo es la premisa; sin embargo, cuando se conoce a los demás participantes, sus sueños, sus ideas, su vida en general, la competencia pasa a segundo plano.

NYSC 4

En segundo medio comenzamos un proyecto de ciencias en el colegio. La idea era provocar la desinfección de objetos gracias a la radiación UV de la energía solar utilizando un dispositivo similar a un cilindro parabólico y a un horno solar.

A final de este año pude asistir nuevamente a otra Olimpiada, pero esta vez a una de Química y en La Serena. Volvió a ser igual o más increíble que la primera y todavía hoy conservo amigos de aquel evento. Me devolví a mi ciudad con una medalla de bronce en mis manos, con mucha más motivación. Este episodio me llevó a postular a la escuela de verano de la Universidad de Chile, a un curso de genética humana donde pude experimentar un poco de la vida universitaria. Además de un conocimiento de excelencia, nuevamente, agradezco haber conocido a grandes personas, con grandes ideales y sueños.

En el comienzo de mi tercer año de media, me vi rellenando un formulario de postulación para el National Youth Science Camp (NYSC), del cual me enteré gracias a la escuela de verano. Luego de una entrevista en inglés, supe que era uno de los cuatro seleccionados chilenos para asistir a este campamento científico en los Estados Unidos. Mi emoción era incontenible, como también la de quienes me rodeaban.

NYSCIr al National Youth Science Camp es, hasta estos momentos, la experiencia más grandiosa de mi vida. Podría escribir montones de páginas completas sobre las numerosas y variadas actividades realizadas en el campamento. Respetando el factor sorpresa que el equipo del NYSC reserva para sus seleccionados, sería prudente decir que ir a esta actividad implica ir a un país maravilloso, adentrarse en un profundo ambiente multicultural, en el que prestigiosos científicos dictan clases y dónde se realizan actividades al aire libre en los hermosos parajes de las montañas de West Virginia. Cada día trae una nueva sorpresa que no se disfruta solo, sino con las amistades que se van forjando a lo largo del mes que dura el programa. Los rostros tristes, húmedos de lágrimas en la despedida del aeropuerto, eran la prueba final de cuan intensa fue, emocional y físicamente, la experiencia.

Volví a Chile y la vida retornó a su antigua normalidad, hasta que descubrí que Fundación Ciencia Joven estaba invitando a estudiantes de media a postular a la primera versión de KIMLU campamento de ciencias. No dude en hacerlo y felizmente quedé aceptado. Aunque con menor duración que el campamento en Estados Unidos, KIMLU resultó igual de increíble y emocionante. Es una semana que permanecerá en mis mejores recuerdos por siempre. En esa oportunidad nos informaron que un evento llamado Sustainable Energy Conference and Competition sería llevado a cabo en Israel y que un representante chileno podría asistir.

Postulé a dicha conferencia resultando también seleccionado. Esto significó algo increíble, porque la ciencia para los jóvenes muchas veces se restringe a los libros de texto. No obstante, las distintas organizaciones y fundaciones en el mundo y Fundación Ciencia Joven en Chile, alientan este tipo de programas los cuales son enormemente fructíferos e importantes para el desarrollo de la ciencia en nuestro país. Estoy lleno de esperanzas para este nuevo reto, ansioso de conocer mi equipo de trabajo y de acercarme, otra vez, a nuevos rostros e ideas.

NYSC 1

Quiero concluir diciendo que el camino que ofrece la ciencia ha sido estereotipado y reducido a la imagen de un científico en un laboratorio, cuando la verdad es que amplios y diversos son los caminos del conocimiento científico. La ciencia se encuentra en cada una de nuestras actividades diarias y por tanto, es completamente compatible con diversas esferas de la vida: las actividades al aire libre, la política y las personas.

Es este un llamado a incrementar paulatinamente la importancia de la ciencia en nuestras vidas, a volvernos más críticos y encontrar un sentido a las muchas inconsciencias que suceden en nuestro entorno. La ciencia es capaz de abrir cientos de puertas, o si se quiere, posibilidades a mundos diferentes y complejos, con gentes de otras culturas e ideas. La ciencia es para mí, según este breve camino recorrido, fuente de unión entre las personas de múltiples culturas y lugares, y al mismo tiempo una herramienta para la construcción, la creación y la capacidad de conocimiento de esta realidad apenas estudiada por nosotros.

Ciencia Joven

Somos una fundación dedicada a mejorar la educación científica y promover una sociedad preparada en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas.

Related Posts

RCHN_old
115 años Revista Chilena Historia Natural
kimlunianos-1024x768
Kimlu Campamento Científico: Experiencias para toda la Vida
4257968097_0c619748cf_b
El inicio de una nueva senda
philip_bond_science
Un año de Ciencia Joven
20091125_1333-1024x664
Cuando la ciencia se convierte en destino: Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia
matriztica-parque-01
Entrevista a Humberto Maturana, premio Nacional de Ciencias
DSCF0388-1024x576
2012: Año Internacional de la Energía Sostenible para Todos
 
Crean minisubmarino para explorar el fondo del mar online
 
Ganadores reconocimiento Ciencia Joven 2012
 
Programa “Tecnociencia” prepara nueva temporada en Canal 13
 
Jóvenes pueden aprender ciencia mediante cómic on-line
 
Alumno de Antofagasta obtuvo el segundo lugar en el Campeonato Mundial de Microsoft Office
 
¡Nuevo libro de astronomía para niños y jóvenes!
 
Alumni de Kimlu 2012 visitó la Antártica tras ganar cita de investigación escolar

Leave Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *